Detección

Se entiende por detección de incendios el hecho de descubrir y avisar que hay un incendio en un determinado lugar.

Las características últimas que deben valorar cualquier sistema de detección en su conjunto son la rapidez y la fiabilidad en la detección. De la rapidez dependerá la demora en la puesta en marcha del plan de emergencia y por tanto sus posibilidades de éxito; la fiabilidad es imprescindible para evitar que las falsas alarmas quiten credibilidad y confianza al sistema, lo que desembocaría en una pérdida de rapidez en la puesta en marcha del plan de emergencia.

Sistemas de detección de incendios. Elección

La detección de un incendio se puede realizar por:

  • Detección humana.
  • Una instalación de detección automática.
  • Sistemas mixtos.

En extingil, sabemos que no podemos controlar el fuego, pero si podemos intentar evitar que llegue a producirse. Por ello disponemos de todos los medios  necesarios para controlar las posibles variables que lo inician.

Disponemos de:

  • Detección de gases Explosivos.
  • Detección de gases antideflagrantes.
  • Detectores de llama.
  • Detección de Incendios Analógica.
  • Detección para uso domestico.
  • Detección de Incendios Convencional.
  • Detectores autónomos de humos, gases, fotoeléctrico, térmico, CO2, portátiles,
  • Detección de humos por barrera de infrarrojos
  • Sondas térmicas para extinción de cocinas
  • Detectores especiales, por aspiración, ultravioleta, fotoeléctrico…
  • Detectores ópticos, Iónico, Térmico,  termovelocímetro, fotoeléctrico, óptico, de alta temperatura, analógicos y convencionales, etc.
  • Todo tipo de centralitas y sensores.
  • Pulsadores de alarma.
  • Sirenas para interior o exterior.
  • Campanas de alarma.
  • Lámpara de destellos.
  • Rótulos indicadores luminosos.
  • Pilotos indicadores remotos.